Desorientación.

Comida con Adri, Benji, Pupu y yo, me los quedo mirando, ríen, posiblemente  habré dicho cualquier sandez, admiro su paciencia. Estoy contenta, el núcleo tiene algo en común ,yo, pero ahora somos todos de todos, ya se sabe, quan més serem, més riurem. Esta teoría siempre me ha gustado, aunque Pol me haya enseñado que no siempre es lo mejor, y con mucha razón.
He viajado a mi mundo, aquél que te vas lejos y aunque te estén hablando no puedes responder, he visto a Karin, mi mejor amiga del cole, ya es madre, a mireia, que poco le debe faltar, a patri que se casa en breve. He visto las fobias de mis amigos a empezar a vivir en pareja, he visto como acaban sus carreras ys e van colocando, que chep ha terminado ingenieria, que ori está cuatro exámenes de licenciarse, laura por el mundo, heros, job, jenny, quilo, anna planas, todos empiezan a encarar su futuro. Veo a Alex con todos sus proyectos de expansión profesional, a Benji y Oscar con la brillante idea de hacer un geriátrico, Isa con su Pir, queri está de luna de miel! Marc empieza a ver claro por dónde tirar. No sigo con nombres porqué no acabaría nunca. Soy feliz, tengo a mucha gente admirable a mi alrededor, algunos más cerca que otros, pero siento que todo el mundo avanza y yo sigo estancada porqué no sé qué dirección tomar, digamos que mi GPS falla.