Para mi chirri querida.

Abril del 2008, CAP Lluís Sayé, a cuatro meses de dar un vuelco la vida, llega a mis manos" la noche del oráculo", vuelvo a saber sobre Paul Auster, dejo que pasen días, meses, antes de abrir el libro, una estúpida dedicación sobre la primera página dedicada a alguien que jamás pudo disfrutar de esta novela por haberla olvidado en urgencias ambulatorias da nombre a esta entrada.
Me quedo con esta frase:
Tras episodio de epistaxis del protagonista:
(…)"Qué impresión producía el rojo de la sangre contra el blanco del lavabo de porcelana, con cuánta viveza llegaba aquél color a la imaginación, vaya sacudida estética.!