sorpresas

justo cuando crees que nada más puede sorprenderte llegas a casa y en el portal, bueno, apoyadas delante de los coches, tres prostitutas charlan atónitas con un chico cuyas manos apretan un ramo de rosas, este lo entrega a una de ellas y se va. Ella se muestra sorprendida y una sonrisa dibuja su demacrada faz.

Me quedo pensando, tal vez haya sido una decepción amorosa.. y el chico debe decirle..

– almenos tú no te escondes.

Cheerleader Fails (19 pics)