Porto

image

 

Mamá en esta foto tendría mi edad ahora, recuerdo este vestido como si la foto la hubiera hecho papá esta mañana, sin embargo han pasado casi 25 años. Objetivo que de pequeña era tan cariñosa como ahora.

Este mediodía, mientras contaba las piscinas que me quedaban para salir del agua, pensaba en el paso del tiempo, en lo vivido y lo que nos espera. Aguardo impaciente el crecimiento de Alícia e Ignasi, cada día agradezco a la vida tenerlos a mi lado, de estar sana para acompañarlos con Robert,  y espero que nada sea capaz de quebrantar el equilibrio familiar.

Porto es una ciudad encantadora, tras ver esta foto me dan ganas de volver, de hecho ayer, tras una revisión aeronáutica, pensé en Carlos Pinto, un personaje misógeno que nos descubrió los secretos de dicha ciudad el día de aterrizaje. Qué ganas de clima atlántico!

Mientras permanezco en mi rutina, esta tarde toca Policlínic.