A propósito de Isabel…

Estaba validando intervenciones de enfermería, a la vez que una compañera me hablaba, Kristen me explicaba que hoy volvía a tener una cita y mantenía una conversación por  la mensajería de gmail (es el momento zen de la noche en que los pacientes se acaban de encamar y aun no tienen tiempo de hacer demandas inverosímiles).

Me han planteado una pregunta, y me he cuestionado qué haría bajo el arco del triunfo a la una de la noche. Pienso en Josep Vilaseca hace 128 años en el momento de retirar la bastida y su ataque de pánico pensando que el arco no soportaría el peso, y yo debajo, demostrando que todos los miedos són construcciones nuestras.

A la una, seguramente estaría esperando a alguien, y me remontaría años atrás, me habría entretenido a buscar signos massónicos mientras espero y por lo que sea pensaría en el carrer dels petons, precioso nombre de una calle sin salida destinada a despedirse por última vez de un ser querido condenado a la horca.

Esa zona de Barcelona transmite muchas energías, recuerdo una noche del 2008, iba con un amigo paseando, recibí la llamada de mi padre..

  • Clara por donde andas?
  • Papi! voy por mi calle (justo estábamos en Princesa y mi amigo puso los ojos en blanco)

La calle princesa debe su nombre a la princesa Isabel, también conocida como Isabel II, que se casó con su primo segundo que era supuestamente homosexual y a la cual Adolfo Bécquer y su hermano  le dedicaron unas láminas pornográficas llamadas los borbones en pelota y que no fueron publicadas hasta el 1991, año en el que el día de mi cumpleaños, el 12 de junio, la ciudad soviética de Leningrado, ya integrada en la Federación Rusa, recuperó su nombre de San Petesburgo.

 

 

 

 

 

Rofes pool

Rofes, aquest poblet fantasma que hi ha abans d’arribar a la llacuna, diuen que té 74 habitants…a què es deu una piscina d’aquestes dimensions?

Era diumenge 14, estàvem als inflables que munten per les festes on la població és muktiplica de forma exponencial, i portes obertes a la piscina, però obviament, sent una família que aleshores de preveure improvitza, ens vam trobar sense banyador davant del reclam de la piscina, i ens reclamava a crits… Alícia et vols banyar amb la mama? així que roba fora i cap a dins! i al papa li va agafar enveja i ens va secundar!

Súpergitanos… però..dels millors banys de l’estiu.